Cómo trabajar con un freelance

September 13, 2018

 

Cada vez más personas se integran al mundo de lo trabajadores libres. Las razones son muchas: oportunidad de entradas de dinero de diversas fuentes, posibilidad de viajar, horarios flexibles, formación en múltiples campos...y no podemos dejar de mencionar que las verdaderas ventajas que antes había para los trabajadores fijos (léase, las prestaciones) ya casi no existen, por lo que no es tan atractivo pensar en los llamados "empleos estables".

 

Las tecnologías de la comunicación además, permiten que los profesionistas trabajen a distancia, y esto en algunos casos supone ahorros para quien contrata: no necesitan invertir en un espacio de trabajo permanente por cada empleado, se pagan honorarios por proyecto o por un tiempo determinado, se puede solicitar comprobante fiscal y deducir impuestos de dicho pago, en fin.

 

Aún con estas ventajas, es importante pensar si un equipo de trabajo estable está preparado para recibir a un freelance. Así es, las personas que han trabajado durante un periodo considerable juntas DEBEN preguntarse si están preparadas para recibir a un freelance. 

 

Esto plantea una serie de preguntas que, si se contestan con toda honestidad, pueden dar un primer diagnóstico para decidir si es buena idea integrar a alguien independiente en el grupo.

 

 

¿Qué necesitamos?

Es una pregunta básica, necesaria, y muy puntual. Por mucho que nos guste la idea de trabajar con alguien a quien conocemos, que nos han recomendado o que nos promete mejorar nuestro trabajo, tenemos que preguntarnos qué perfil específico requerimos, qué habilidades, qué disponibilidad de tiempo y qué forma de trabajo. Y una vez claro, es necesario, justo, indispensable...decirlo sin rodeos. Programar una reunión previa al inicio del trabajo, una entrevista, o lo que pueda funcionar para que ambas partes hablen de sus necesidades y expectativas antes de que el trabajo formal inicie. 

 

¿Cuál es nuestro organigrama y dónde colocamos a esta persona?

Para una persona que se integrará por un tiempo limitado, resulta básico atender las dinámicas y flujos de decisiones lo antes posible. Además, para los integrantes que están ahí permanentemente, a veces puede ser intimidante o confuso el rol de alguien externo. Una vez tomada la decisión, recomiendo una reunión general para presentar el organigrama, presentar al nuevo compañero o compañera y para aclarar dudas de todos.

 

¿Cuál es nuestro sistema, metodología o forma de hacer lo que hacemos?

Probablemente tienen años de experiencia en lo que hacen, por lo que lo hacen muy bien. Pero la pregunta aquí sería si existe una forma de comunicar esta experiencia a otros de manera práctica. ¿Han registrado, documentado o sistematizado su trabajo de alguna forma? Si no es así, es altamente recomendable (por no decir urgente), que lo hagan antes de que cualquier persona nueva sea contratada. 

 

¿Estamos considerando el tiempo de adaptación e integración como parte del trato?

Esta es una pregunta a la que se da respuesta dependiendo del proyecto, el equipo, la responsabilidad, el número de personas que estén a cargo etc. No hay un tiempo determinado, pero un freelance con experiencia puede estimar, una vez dadas las condiciones y detalles del empleo, cuánto tiempo necesita para realmente estar trabajando al 100% de su capacidad. O sea que, no importa cuán bueno y profesional sea, todo freelancer necesita algo de tiempo inicial para luego poder poner en práctica sus habilidades y aportaciones reales al trabajo en conjunto. 

 

Por último, evita las siguientes aproximaciones al trabajo del freelance:

  • "El trabajo es poco, ya tenemos casi todo resuelto, sólo necesitamos un poco de apoyo"

  • "Empezamos, y sobre la marcha vemos cómo podemos ir trabajando"

  • "No puedes trabajar en nada más, porque estamos buscando compromiso al 100%"

  • "Antes de decirte lo que necesitamos dime cuánto cobras y vemos si te podemos pagar"

  • "Si se supone que ya has hecho esto, ¿para que quieres una reunión de introducción?"

  • "Así es como siempre lo hemos hecho"

  • "Como el trabajo es temporal, no haremos contrato, todos trabajamos por nuestro compromiso con el proyecto"

 

Por el contrario, mantener la menta abierta y recibir a un freelance como haríamos con la bienvenida de cualquier otra persona, ayuda mucho a establecer una dinámica sana. Si las cosas funcionan, un profesional independiente puede ser alguien recurrente en el trabajo y por lo tanto, aún cuando sea por periodos cortos, puede convertirse en una relación a largo plazo, que debe cuidarse, mantenerse y apreciarse por lo que aporta al grupo.

Please reload

Entradas destacadas

Los 10 errores comunes que todo productor escénico debe evitar

April 20, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2018 Derechos reservados Boreal Productora Artística